REVISTA SECCIONES COOKIETEKA STAFF  
 

COTN Nº 218 JULIO - AGOSTO 2018

   
   
  COOKIES
ON
COOKIES
Francisco Molinero
  HABLEMOS DE TIBURONES Y OTROS BICHOS MARINOS  
 



Tres cuartas partes de nuestro planeta están formadas de agua. La componen los océanos, mares, lagos, ríos, riachuelos, afluentes, arroyos y charcos. Y dentro de todos ellos hay vida, alguna microscópica y otra un poco más grande. Ahora en serio. La superficie de los océanos ocupa un total de 361 millones de kilómetros cuadrados, divididas en varios niveles, la más conocida es la plataforma continental, donde habita la mayor parte de la vida acuática, donde se realiza casi toda la pesca mundial. Luego se va profundizando hasta llegar a las fosas oceánicas, la más honda de las cuales es la Fosa de las Marianas, que se encuentra a 11 kilómetros de profundidad, y donde habitan las especies más desconocidas del mundo submarino, denominada la fauna abisal. Allí habitan todo tipo de seres desconocidos y, muy posiblemente, más de un bicho marino que no nos gustaría encontrar cara a cara.

Y bien, puesto que este verano se estrena la adaptación de la novela escrita por Steve Alten, “Megalodón”, y que pretende ser el “Tiburón” del siglo XXI, vamos a darnos un nuevo viaje por el mar. Ya hablamos en su día de piratas, corsarios y bucaneros, los ladrones del mar. También hablamos de aventuras marinas a bordo de todo tipo de cruceros, lanchas, fragatas, carabelas, portaaviones, naos, yates y chalupas. Y ahora, aprovechando que estamos en los meses más calurosos, nos damos un chapuzón en el agua y nos sumergimos para conocer todas las películas que nos han llevado a descubrir los animales más divertidos, raros o peligrosos que habitan ahí abajo, tanto reales como ficticios. Todo un universo donde habitan alrededor de un millón de especies diferentes. Así que vamos a ello.

Como siempre, iniciamos con la tv, que nos ha dado series como “Marino y la Patrulla Oceánica”, “Laboratorio Submarino 2020”, “Seaquest, los Vigilantes del Mar”, la miniserie “La Criatura”, la serie documental “Leyendas del Océano”, del prestigioso comandante Jacques Cousteau, todo un mito en la exploración oceánica, la del famoso delfín “Flipper” y la inolvidable “Viaje al Fondo del Mar”. En todas ellas hemos podido conocer a todos esos animalitos tan bonitos y algunos con colmillos muy afiladitos.

Y en cuanto al cine, veamos que nos ha deparado bajo el agua. Nos ponemos las mascarillas, las aletas y las bombonas y nos lanzamos a la aventura acuática.


EL MONSTRUO MARINO
(S. Edwin Graham, 1946)
Años después de que una goleta desapareciese en el mar sin dejar rastro, la madre del oficial de la tripulación contrata a un atunero para que investigue la posibilidad de que siga vivo. El oficial es encontrado viviendo felizmente en una isla tropical, y ante las intenciones de rescatarle a la fuerza, el hombre llevará a los rescatadores hasta el refugio de una manta-raya gigante.


LA MUJER Y EL MONSTRUO
(Jack Arnold, 1954)
Todo un clásico más conocido por su título original, “La Criatura del Lago Negro”. Cuenta cómo una expedición científica en el Amazonas llevará al descubrimiento de un hombre pez que les traerá muchos problemas a los miembros del equipo.




SURGIÓ DEL FONDO DEL MAR
(Robert Gordon, 1955)
Una de esas películas de matinées dobles que tanto aterrorizaban a los americanos en los años 50, en la que un pulpo gigante de más de 100 metros de largo aparece del fondo marino atacando todas las embarcaciones que se encuentra en su camino hacia la ciudad de San Francisco que piensa destruir.


COSTA DE TIBURONES
(Jerry Hopper, 1956)
El comandante de un barco participa en un programa científico que pretende encontrar un repelente para tiburones. Cuando llega la hora de probarlo, él mismo se presenta voluntario, ya que su anterior equipo fue devorado por estos animales cuando su barco fue hundido por los japoneses durante la guerra.


MOBY DICK
(John Huston, 1956)
Todo un clásico de la literatura escrito por Herman Neville e inspirado en una historia real, nos cuenta como el capitán Ahab, que comanda un barco ballenero, está obsesionado con dar caza a una gran ballena blanca que le arrancó una pierna, involucrando en su venganza personal a toda la tripulación.


EL ATAQUE DE LOS CANGREJOS GIGANTES
(Roger Corman, 1957)
En una isla del pacífico desaparece un grupo de científicos que estudiaban allí los efectos de las bombas atómicas. Un equipo de rescate es enviado para buscarlos, encontrándose con que la isla se está hundiendo y que, a causa de la radiación, los cangrejos ahora son gigantes y además inteligentes.


LOS MONSTRUOS DEL MAR
(Jun Fukuda, 1966)
Clásico del kaiju eiga, el cine de monstruos japoneses (¡hombres en trajes de goma!) en el que una organización terrorista ha capturado a la población de una isla y le obliga a fabricar bombas atómicas. Todo el que intenta huir es devorado por una langosta gigante llamada Ebirah. Cuando un rayo despierta al mítico Godzilla, que casualmente estaba durmiendo por allí cerca, el enfrentamiento será inevitable.




TIBURÓN
(Steven Spielberg, 1975)
Si hay una película mítica sobre tiburones, evidentemente es el clásico de Spielberg basado en la novela de Peter Benchley. En un pequeño pueblo costero de Estados Unidos, un gran tiburón comienza a devorar a los bañistas que se adentran en el mar, y el alcalde se niega a cerrar las playas para que la noticia no se extienda y desaparezca el turismo, así que un cazador de tiburones junto a un oceanógrafo y el jefe de la policía unirán fuerzas para acabar con el bicho. Veremos si el “Megalodón” de Jon Turteltaub consigue devorar el recuerdo de este mítico film.


MAKO, EL TIBURÓN DE LA MUERTE
(William Grefe, 1976)
Una de las muchas copias que aparecieron a raíz del tiburón de Spielberg es esta historia de un estudioso de estos bichos que aprende a comunicarse con ellos, y cuando un grupo de científicos intenta usar a los tiburones como sujetos para experimentos, los pececitos de aletitas y colmillitos se vengarán de ellos.


ORCA, LA BALLENA ASESINA
(Michael Anderson, 1977)
Cuando el capitán de un barco captura una orca hembra que acaba falleciendo, el macho que le acompañaba dedicará todo el tiempo a vengarse de esa muerte y destruir al capitán y a su barco.


TENTÁCULOS
(Ovidio G. Assonitis, 1977)
En las aguas del mar desaparecen varias personas, apareciendo después sus cuerpos hechos pedazos. Se sospecha que, a causa de las radiaciones magnéticas producidas por la construcción de un túnel subacuático, un enorme pulpo se haya vuelto asesino y sea el responsable de las muertes.


¡TINTORERA!
(René Cardona Jr, 1977)
Copiando la premisa del “Tiburón” de Spielberg, los mexicanos quisieron aterrorizarnos con “¡Tintorera!”. Pero el nombre no da tanto miedo. Podrían haberla llamado por su otro nombre: Tiburón Azul. Quedaría más propio. Aquí son dos amigos que se dedican a cazar tiburones los que se enfrentarán a una especie de tiburón que se va cargando a los bañistas.




PIRAÑA
(Joe Dante, 1978)
Todo un clásico remakeado no hace mucho por Alexandre Aja con más violencia y más tripas. Estos peces capaces de devorar una vaca en pocos segundos son liberados por accidente en un río frecuentado por turistas, así que ñam, ñam, carne fresca. Como curiosidad, decir que el gran James Cameron hizo su ópera prima con la secuela de esta película, a la que tituló “Piraña II: Los Vampiros del Mar”, y en la que los bichitos salían volando del agua para morderte las narices.


HUMANOIDES DEL ABISMO
(Barbara Peters y Jimmy T. Murakami, 1980)
En una pequeña localidad que vive de la pesca empiezan a aparecer perros descuartizados, mujeres violadas y bañistas muertos, lo que hace pensar que el o los responsables son algo más que peces cabreados. Son otra cosa, más humana que pez, pero también con agallas.


EL ÚLTIMO TIBURÓN
(Enzo G. Castellari, 1981)
Producción italiana llamada a nivel internacional “Tiburón 3”, para hacerla pasar por una secuela del “Tiburón” original. En una población norteamericana junto a la playa se celebra una competición de surf al mismo tiempo que un tiburón blanco con mucha hambre ronda por allí cerca. Y ñam, ñam, carne fresca.


EL GRAN TIBURÓN
(Joe Alves, 1983)
Ésta sí es la secuela oficial del “Tiburón” original, aunque la historia tampoco guarde relación con la de Spielberg. En la inauguración del parque acuático “Mundo Marino”, un tiburón blanco se cuela en un lago artificial a través de un canal que conecta con el mar y ya sabéis. Ñam, ñam, carne fresca. Hecha en 3D para ver con esas gafitas con un plástico azul y otro rojo.


SERPIENTE DE MAR
(Amando de Ossorio, 1984)
Producción española en la que una serpiente prehistórica vuelve a la vida tras una explosión nuclear en el Océano Atlántico. El bicho se dedicará a comerse todo lo que se menea, y el capitán de un barco que la culebra ha destrozado, junto con un turista que andaba por allí y un oceanógrafo intentarán cargársela.




LEVIATHAN, EL DEMONIO DEL ABISMO
(George Pan Cosmatos, 1989)
A raíz de la película “Abyss” de James Cameron, surgieron varias películas de trama submarina con monstruo incluido. Esta es una versión de “La Cosa”, pero en lugar de un monstruo alienígena, es una criatura creada por un experimento fallido, que intentará matar al equipo que investiga en un barco soviético hundido.


PROFUNDIDAD SEIS
(Sean S. Cunningham, 1989)
A seis millas de profundidad en el océano, el Ejército instala una base nuclear. Un equipo de investigación ordena explotar la entrada de una cueva submarina que han encontrado, y de su interior aparecerá una gamba gigante que ñam, ñam y etc...


LA GRIETA
(Juan Piquer Simón, 1990)
El director Juan Piquer Simón, responsable de maravillas como “Supersonic Man”, “Misterio en la Isla de los Monstruos” o “Slugs, Muerte Viscosa”, se apuntó a esta moda acuática con la historia de un equipo de investigación que viaja en un submarino experimental y desaparece en el fondo del océano, donde un experimento ha mutado a la fauna del entorno. Así que enviarán a otro equipo en otro submarino para investigar. Ah, y sale Pocholo.


DEEP RISING, EL MISTERIO DE LAS PROFUNDIDADES
(Stephen Sommers, 1998)
Un grupo de mercenarios aborda un transatlántico de lujo para robar a todos los pasajeros, pero se encuentran con que, en el barco, aparentemente no hay nadie, y que una especie de serpientes con colmillos se los han cargado a todos y también se quieren zampar a los mercenarios.


DEEP BLUE SEA
(Renny Harlin, 1999)
En una plataforma de investigación situada en medio del océano, un grupo de científicos trata de descubrir una cura contra el alzheimer estudiando el cerebro de tiburones, la especie más letal de los mares, modificando su ADN y haciéndoles más inteligentes y peligrosos. Y claro, cuando las sardinas con aletas empiezan a cabrearse, lo de siempre. Más ñam, ñam y más carne fresca.




MANDÍBULAS
(Steve Miner, 1999)
No solo de tiburones vive el cine de terror marino. También hay cocodrilos. En ésta hay uno prehistórico muy grande que se zampa a los bañistas de un sitio llamado Lake Placid, o sea, Lago Plácido. Uy, qué plácido.


AGUAS PELIGROSAS
(James D.R. Hickox, 2000)
Y sí, los cocodrilos también han ocupado varias películas del género. En esta otra, hay un cocodrilo de diez metros que se come surfistas y a sus novias, en un lugar donde dos empresarios quieren atraer tiburones para pasar entre ellos con tablas de surf y rodar un documental.


DAGON, LA SECTA DEL MAR
(Stuart Gordon, 2001)
Cuatro amigos disfrutan de unas vacaciones en el barco de uno de ellos, cuando el barco choca con un arrecife. Una de las chicas se queda atrapada entre los restos del barco, y una pareja se acerca pidiendo ayuda a un pueblo de pescadores que adoran a Dagon, una especie de dios monstruoso del mar.


TERROR EN EL ABISMO
(David Worth, 2002)
El “Megalodón” de Jon Turteltaub no es el primero que pisa una pantalla, ya que en esta película de serie B un profesor investiga varios ataques de supuestos tiburones, encontrándose un gran diente que pertenece al ancestro prehistórico del tiburón. No la he visto, pero sale John Barrowman, y solo por eso ya merece la pena.


BUSCANDO A NEMO
(Andrew Stanton y Lee Unkrich, 2003)
En el mar también hay pececitos que no quieren zamparse a la gente, como Nemo, el protagonista de una de las obras clásicas de Pixar, que es capturado en el mar para acabar en la pecera de un dentista en Australia, y su padre emprenderá una aventura junto a una desmemoriada pececita que luego tuvo su propia película.




OPEN WATER
(Chris Kentis, 2003)
Historia real sobre una pareja de vacaciones que es abandonada por la embarcación que los transportaba, dejándolos en mitad del mar, lejos de la costa y rodeados de tiburones.


EL ESPANTATIBURONES
(Bibo Bergeron, Vicky Jenson y Rob Letterman, 2004)
Película de Dreamworks aparecida a la sombra de Buscando a Nemo, en la que un pececito con la cara de Will Smith se inventa una mentira para tener cierto prestigio entre la comunidad submarina, hasta que la mentira se vuelve muy grande y empieza a darle muchos problemas, incluyendo a un tiburón mafioso.


FRANKENFISH, LA CRIATURA DEL PANTANO
(Mark A.Z. Dippé, 2004)
Un bicho con pinta de monstruo es capturado en Asia y se escapa a un pantano de Louisiana, donde amenazará a los vecinos de un grupo de casas flotantes, descubriendo éstos que el bicho también puede caminar por la tierra.


LA PLAYA DEL TERROR
(Jack Sholder, 2004)
No todo es ficción en el tema de los bichos marinos asesinos, pues en 1916 un tiburón atacó y se comió a varios bañistas en una ciudad costera de Nueva Inglaterra, y aunque pudieron cargárselo, nunca supieron por qué actuaba así, puesto que los tiburones no suelen atacar a la gente en la vida real.




DEADLY WATER
(Tibor Takacs, 2006)
Un hombre se une a una expedición que busca una mítica joya perdida en el fondo del océano, aunque su propósito es vengarse de un pulpo gigante que mató a sus padres treinta años atrás.


THE HOST
(Bong Joon-ho, 2006)
En la ciudad de Seúl aparece un monstruo anfibio que se lleva a la hija del dueño de un quiosco de comida, y mientras el ejército intenta destruir al bicharraco, este hombre, junto con su familia, intentarán rescatar a la niña.


EL TERRITORIO DE LA BESTIA
(Greg McLean, 2007)
Un periodista americano que hace un reportaje sobre turismo en Australia, se une a un grupo de excursionistas que atraviesan un parque natural en un crucero. El barco es golpeado por un cocodrilo de gran tamaño y por la noche el grupo deberá sobrevivir a los ataques del lagartijo gigante.


GIGANTES DEL OCÉANO, UNA AVENTURA PREHISTÓRICA
(Sean MacLeod Phillips, 2007)
Documental en 3D que lleva al espectador a conocer los dinosaurios que habitaban en el mar, a través de una familia de Dollychorhynchops, una especie de reptil, que viajan por el océano encontrándose con peces dientes de sable, tiburones prehistóricos y calamares gigantes.


MEGATIBURON CONTRA PULPO GIGANTE
(Jack Pérez, 2009)
Una franquicia de serie B es esta que enfrenta a un tiburón contra seres como el pulpo del título, un crocosaurio, un tiburón mecánico y una especie de robot humanoide, todo muy gigantesco y megagrande. Y en medio de esas peleas, humanos sufriendo.




OCÉANOS
(Jacques Perrin y Jacques Cluzaud, 2009)
Espectacular documental que nos muestra de forma nunca antes vista, la magnificencia del océano y la hermosura de su vida marina, dando lugar también a batallas en el fondo del mar entre diversas especies, pero todo bajo el prisma de la belleza. Para no perdérselo.


AMPHIBIOUS 3D
(Brian Yuzna, 2010)
Un capitán de barco y una bióloga marina que buscan pruebas de vida prehistórica en el mar de Sumatra tropiezan con un grupo de contrabandistas en una plataforma pesquera. Todos estarán en peligro cuando son atacados por un monstruo de la zona abisal.


EL ARRECIFE
(Andrew Traucki, 2010)
Un grupo de amigos que navegan por la Gran Barrera de Coral, en Australia, sufren un accidente y su embarcación vuelca, dejándolos alejados de la costa y a merced de un tiburón blanco que les persigue.


LA GRAN AVENTURA DE WINTER, EL DELFÍN
(Charles Martin Smith, 2011)
Historia real sobre Winter, un delfín que perdió su cola al ser atrapado por una trampa para cangrejos en el fondo del mar. Un niño lo descubre y, con la ayuda de un grupo de especialistas y un fabricante de prótesis, intentarán conseguirle una cola artificial para que pueda seguir con vida y volver a su hábitat natural. Podéis conocer al delfín y verlo en vivo en esta web.

TIBURÓN 3D, LA PRESA
(David R. Ellis, 2011)
El director de “Celular” y “Serpientes en el Avión” lleva a un grupo de amigos hasta una casa cerca de un lago donde tienen previsto pasar un divertido fin de semana. Allí descubrirán que el lago está lleno de tiburones de diversas especies y que alguien los ha puesto allí con intenciones perversas.




BAIT, CARNADA
(Kimble Rendall, 2012)
Esta vez la carne fresca está encerrada en un supermercado, en el que tras un tsunami que arrastra una enorme tromba de agua, también arrastra un tiburón blanco que se queda encerrado en el mismo supermercado.


EL ATAQUE DEL TIBURÓN DE DOS CABEZAS
(Scott Wheeler, 2013)
Sí, dos cabezas. Un tiburón con dos cabezas para comerse la carne fresca a pares. Y no es lo peor. También hay otra película con un tiburón de tres cabezas, otra con un tiburón de cinco cabezas y otra con un tiburón que tiene patas y anda por ahí paseándose como quien va a comprar el pan. Y lo que nos queda.


MAREA LETAL
(John Stockwell, 2012)
Halle Berry interpreta a una monitora de buceo que sufrió años atrás el ataque de un tiburón blanco y que recibe una oferta de mucha pasta para volver a nadar entre tiburones.


PACIFIC RIM
(Guillermo del Toro, 2013)
Desde una grieta que se encuentran en el fondo del Océano Pacífico, aparecen gigantescos monstruos de otra dimensión que atacan las ciudades del mundo. La humanidad decide construir enormes robots llamados Jaeger, que deben ser pilotados por dos personas interconectadas entre sí para cada robot, con el fin de hacer frente a esta amenaza.


PERCY JACKSON Y EL MAR DE LOS MONSTRUOS
(Thor Freudenthal, 2013)
Percy y sus amigos, todos hijos de los dioses del Olimpo, deben viajar a través de un mar lleno de monstruos en busca del Vellocino de Oro. Secuela de “Percy Jackson y el Ladrón del Rayo”, que moderniza los míticos dioses griegos.




SHARKNADO
(Anthony C. Ferrante, 2013)
Primera de seis películas en las que un tornado transporta un montón de tiburones a una ciudad, atacando a las personas. Parece una chorrada, pero hay seis películas, con subtítulos tan flipantes como “Que la 4ª (Fourth) te Acompañe”, “Aletamiento Global” o “Ya era Hora”, para la última.


EMPIRES OF THE DEEP (Michael French, 2015)
Película que aún no se ha estrenado y que se anunciaba como “El Señor de los Anillos” bajo el agua. En ella, la reina de las sirenas se deberá enfrentar a un ejército de monstruos y demonios. No sé nada más sobre ella, debe ser que se gastaron toda la pasta en los efectos, como sucedió con “Dragon Wars”.


EN EL CORAZÓN DEL MAR
(Ron Howard, 2015)
La historia real sucedida en 1829, cuando los marineros de la tripulación del Essex, un barco que chocó con una enorme ballena blanca, se lanzaron a la búsqueda del cetáceo para darle caza, enfrentándose a las tormentas, hambre y enfrentamientos entre ellos mismos. Esta historia es la que llevó al escritor Herman Melville a inspirarse para escribir su mítica novela “Moby Dick”.


EL PLANETA DE LOS TIBURONES
(Mark Atkins, 2016)
En el futuro, cuando el 98% de la superficie del planeta está cubierto de agua por el derretimiento de los glaciares, los tiburones dominan el planeta dirigidos por un tiburón mutante inteligente. Y esta vez tienen más carne fresca para comer que nunca. Ñam, ñam.




INFIERNO AZUL
(Jaume Collet-Serra, 2016)
Una chica que está practicando surf en una solitaria playa de México se queda atrapada en un islote a cien metros de la costa. El problema es que para llegar hasta allí nadando tendrá que intentar esquivar a un enorme tiburón blanco que le acecha.

 

THE CREATURE BELOW
(Stewart Sparke, 2016)
Una mujer está explorando una fosa oceánica en un traje de inmersión avanzado, cuando tiene un encuentro con un misterioso ser submarino. El traje es destruido y ella sobrevive de milagro, pero consigue un huevo del monstruo y se lo lleva a su casa, donde tendrá que criar al bicho que sale de dentro.


A 47 METROS
(Johannes Roberts, 2017)
Dos chicas que están de vacaciones deciden experimentar una inmersión en una jaula rodeadas de tiburones, pero la cuerda que sujeta la jaula se rompe y se quedan atrapadas en el fondo del mar, casi sin oxígeno y los pececitos que se las quieren merendar.


LA PIEL FRÍA
(Xavier Gens, 2017)
Dos hombres se refugian en un faro de una isla perdida en el océano, pues cada noche son atacados por unos seres marinos de aspecto humanoide, y tendrán que enfrentarse a ellos para descubrir por qué los acosan.


Hay muchas más, pero no queda espacio, así que os recomiendo que busquéis por vuestra cuenta a bichos como el “Zombie Shark”, es decir, un swimming dead, “Sharktopus”, mezcla de tiburón y pulpo, “Roboshark”, que es un tiburón robótico, “Shark Exorcist”, el tiburón poseído por un demonio, “Atomic Shark”, “Sand Sharks” que son tiburones de arena, “Ice Sharks”, “Sky Sharks” que son tiburones que vuelan, “Toxic Shark”, “Tiburón Fantasma”, “Sharkansas”, “Raiders of the Lost Shark” y otras muchas paranoias submarinas con tiburones.

Bueno, yo ya no puedo aguantar más la respiración. Termina aquí nuestra odisea submarina. Si habéis conseguido sobrevivir a tanto bicho acuático, es hora de pisar tierra firme y guardar las aletas y las bombonas de oxígeno. Feliz verano. El mes de septiembre, si nada lo impide, hablaremos de curas y monjas. Y que Dios nos coja confesados.




EL MONSTRUO DE LAS COOKIES
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero



 

 

<<INICIO

  SIGUIENTE>>

SECCIONES

   
COOKIES ON COOKIES
Francisco Molinero
PASE DE PRENSA
Maruja Bergman
RATED R
Diego Sánchez
BEHR
Nina Voorhees
LA SENDA
Julio González

 
SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  
COOKIES ON THE NET
WWW.COOKIESONTHE.NET ES UNA REVISTA DE CINE DE ACCIÓN, TERROR Y CIENCIA FICCIÓN.
QUEDA PROHIBIDA LA REDIFUSIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS CONTENIDOS SIN PREVIO Y EXPRESO CONSENTIMIENTO
.
ESTE SITE TIENE ©1996 - 2018 ©FRANK PALACIOS 1996 - 2018